miércoles, 21 de julio de 2010

CAPO BORICUA FRECUENTABA BARRIO DONDE FUE ATRAPADO...

Calle. El capturado capo solía desplazarse tranquilamente por este lugar y se dice que tenía más amigos de la cuenta por Santurce. O demasiado respeto

Trayecto. El seguimiento a José David Figueroa Agosto se inició en el aeropuerto a lo largo de la avenida Isla Verde y concluyó en la avenida Loíza, en Santurce.
Captura. Las versiones sobre la captura van desde la que dice que el capo tomaba desayuno cuando se vio rodeado por los federales, hasta aquella que indica que lo atraparon bebiendo una cerveza.
SANTURCE
SE CREE QUE EL EX FUGITIVO ELIGIÓ ESTE SECTOR PORQUE LE TENÍAN "BASTANTE RESPETO"
javier.valdivia@listindiario.com
San Juan, Puerto Rico
El recelo en las calles de Santurce se mantiene tres días después del arresto del capo boricua José David Figueroa Agosto, asiduo visitante del sector según testimonios de algunas personas que viven en este enclave de la comunidad dominicana.
Las versiones sobre la captura del hombre que estuvo prófugo durante una década y que amasó una fortuna con la venta de drogas y el lavado de dinero en Santo Domingo, van desde la que dice que el capo tomaba desayuno cuando se vio rodeado por los federales, hasta aquella que indica que lo atraparon bebiendo una cerveza.
En las que todas casi coinciden es en el hecho de que “Junior Cápsula”, como es conocido Figueroa Agosto en Puerto Rico, solía desplazarse tranquilamente por este lugar y que tenía más amigos de la cuenta por Santurce. O demasiado respeto.
Según las autoridades, Figueroa Agosto fue visto en el aeropuerto cuando dejaba a Daisy Félix Morel, hermana de su compañera, la ahora detenida Sobeida Félix Morel. El seguimiento se inició en la terminal a lo largo de la avenida Isla Verde y concluyó en la avenida Loíza, en Santurce, cuando viéndose acorralado Figueroa Agosto decidió seguir a pie hasta que terminó rodeado.

La hora
Eso fue antes del mediodía del sábado pasado, en la vía más comercial y transitada del sector y con tantas patrullas en un solo lugar que de ninguna manera hubiera pasado desapercibido.
A menos que pase en Santurce. “A Figueroa se le veía algunas veces en las barras que están en las calles que cruzan la Loíza... Pregúntele a cualquiera”, dijo ayer a LISTÍN DIARIO una señora que administra un negocio en el lugar. Pero nadie quiere referirse al asunto o a lo mucho señalan que si algo ocurrió el sábado, se enteraron por la televisión o por terceros.
Agentes federales sostienen que, aunque era una ruta probable para mantener la huida, bien pudiera ser que el fugitivo eligiera este barrio porque lo conoce bastante bien y porque allí se sentía seguro.
En marzo pasado, imágenes de una cámara de seguridad de una tienda ubicada en un exclusivo sector de San Juan y en la que aparecen Félix Morel y Figueroa Agosto, se filtraron a la prensa. Días después las autoridades determinaron que efectivamente se trataba de los fugitivos.
“El tipo se paseaba por Santurce. El día de su captura él dejó su vehículo detrás del Banco Popular, en la avenida Jefferson, y vino caminando hasta Loíza”, dijo a LISTÍN DIARIO un policía que patrulla la zona y que según él, se encontraba en las inmediaciones cuando se produjo el arresto.

SU PADRE TIENE UN TALLER DE MECÁNICA
Figueroa Agosto se crió en Bayamón, en la urbanización Miraflores. Su padre todavía tiene un taller de mecánica que administra con otro de sus hijos.
El capo puertorriqueño era aficionado a los autos antes de vincularse con Israel Ruiz Cáceres, alias “El Viejo”, quien según la prensa boricua, lo introdujo en el mundo del narcotráfico.
En esa actividad llegó a conocer muy bien los barrios de San Juan, sobre todo aquellos de la periferie como Santurce.
En una barbería llena de clientes muy cerca del lugar donde Figueroa Agosto fue detenido, nadie se atreve a mencionar siquiera el nombre del capo boricua.
“No hemos visto nada”, dice el que parece ser el administrador. Igual ocurre en un supermercado, en una cafetería y en puesto de comida en la intersección conocida como La Calma: Nadie ha visto nada.
Solo el joven policía que acaba de llegar para cumplir su ronda, habla sin rodeos sobre el tema, pero no tiene que ser tan explícito. En este barrio del este de la ciudad, con una fisonomía bastante parecida a la de Santo Domingo, mucha gente mira de reojo a la ley, ya porque se trata de inmigrantes ilegales, ya porque simplemente tiene miedo. Según estadísticas recientes de la ONU, Puerto Rico está entre los cinco países más violentos de América Latina.
El asunto llegó al límite hace algunos meses cuando una vendetta entre bandas de narcotraficantes rivales se cobró la vida de cinco personas, incluyendo la de una niña de dos años.
Aunque ya Ángel Ayala Vásquez, alias “Angelo Millones”, el principal capo de la droga en el país (socio de Figueroa Agosto) había caído en septiembre del año pasado, las autoridades apretaron la tuerca para tratar de decapitar a las organizaciones criminales.
En junio pasado, el FBI capturó a Elvin Torres Estrada “El Muñecón”, enlace entre “Angelo Millones” y Figueroa Agosto, que hoy está en prisión, pese a que muchos, inclusive en Santurce, dudan de que verdaderamente pague por sus crímenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada