jueves, 12 de agosto de 2010

SOMETEN A GUZMÁN FERMÍN POR CRIMEN DE DOS HOMBRES.....

Batista Checo cuando era conducido vivo al cuartel policial luego de ser entregado por la comunidad a los agentes.
SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- La muerte de Cecilio Díaz y William de Jesús Batista Checo, entregados vivos a la Policía, moverá la acción judicial contra Rafael Guillermo Guzmán Fermín, jefe de la entidad, el general de brigada Juan Manuel Fructuoso Heredia y otros oficiales a los que se les atribuye responsabilidad en el crimen.
Díaz y Batista Checo fueron implicados por la Policía en el secuestro de Eduardo Baldera Gómez, comentado críticamente por la opinión pública, que descreyó en todo momento las explicaciones brindadas por Guzmán Fermín sobre los hechos. Baldera Gómez, hijo de un casacambista, fue “secuetrado” el 18 de septiembre de 2009 en Nagua.
El Comité Dominicano de Derechos Humanos y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a través de un grupo de abogados, decidieron presentar este miércoles, a la tres de la tarde, el sometimiento formal contra Guzmán Fermín y los demás oficiales que inicialmente se previó para diciembre. Alegan los querellantes que el retraso se debió a obstáculos cuya naturaleza no describen.
“Sabemos que las persecuciones y obstáculos continuaran para impedir que tengamos éxito. Sabemos también que el Ministerio Público de Monte Cristi está supeditado a lo que diga el Procurador General de la Republica, Radhamés Jiménez, y este al presidente de la República, que fue quien ordenó al jefe de la Policía la ejecución de Díaz y Batista Checo”, dicen los Genaro Rincón y Roberto Antuán José.
Anticiparon que si el Ministerio Público interpusiera escollos al procedimiento, recurrirán al sistema interamericano para evitar que el crimen, cometido el 11 de octubre de 2009 en Villa Vásquez, quede sin sanción.
Los hechos
Según testimonios de vecinos de la comunidad de Sabana Cruz en Villa Vásquez, Batista Checo, supuesto implicados en el rapto Baldera Gómez, fue entregado vivo a una patrulla de la Policía que lo condujo detenido hasta una estación en esa misma localidad.
También la Marina de Guerra y lugareños del paraje los Conucos, en la zona costera de Villa Vásquez, confirmaron que entregaron vivo a Díaz.
Los dos hombres fueron encontrados con disparos en la cabeza después de permanecer cuatro horas detenidos y, según Guzmán Fermín murieron en "un intercambio de disparos" con los agentes.
El 27 de noviembre, una comisión investigadora nombrada por la Procuraduría de la República, y que encabezó el procurador adjunto Ramón Arístides Madera Arias, determinó que Díaz y Batista Checo no pudieron batirse a tiros con la patrulla que los tenía bajo custodia, porque estaban esposados.
La patrulla policial era conformada por el teniente coronel Alberto Trejo Pérez, los mayores Jesús Rafael Tejada y Franklin E. Santana Martínez, así como los segundos tenientes José Luis Peralta Valentín y Catalino de Jesús Pérez.

7dias.com.do

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada