sábado, 15 de mayo de 2010

ASESINOS DE 3 PERSONAS EN REPOSTERIA LA FRANCESA DEJAN YIPETA ABANDONADA....

El triple crimen captó la atención de una gran cantidad de personas que acudió al establecimiento comercial donde ocurrió el hecho.
El jefe de la policía se presentó a la repostería La francesa y luego a la calle donde encontraron la yipeta.

Los cadáveres fueron llevados al Instituto Nacional de Patología Forense

EN EL PIANTINI

LA POLICÍA INTERROGA A SEIS PERSONAS EN TORNO AL HECHO

Acribillan al suegro del ex coronel González y González
Adriana Peguero

Santo Domingo
La Policía interroga a seis personas con relación al triple crimen perpetrado esta tarde en la Repostería La Francesa, mientras que fue cerrada la calle Andrés Julio Aybar, del sector El Piantini donde fue dejada abandonada la yipeta donde viajaban los asesinos.

Por la muerte del propietario de la repostería La Francesa, Rubén Soto, el mensajero Máximo Gerónimo Paredes y el mensajero Jorge Vólquez Santana, están siendo interrogadas dos empleadas de la banca de apuesta Iván Junior Sport, tres empleados de mantenimiento de la plaza La Francesa y Juan Antonio Corniell Cisnero, propietario de la yipeta Mitsubishi Montero color verde, placa G155978, donde andaban los agresores.
A la calle donde está el vehículo abandonado acudieron el jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín; el vocero policial, general Nelson Rosario y el general Juan Jerónimo Brown, jefe del Programa Barrio Seguro.

Rubén Soto es padrastro de Madeline Bernard, viuda del ex coronel José Amado González González, relacionado con el prófugo boricua José Figueroa Agosto y asesinado el 24 de diciembre pasado.
La magistrada Cándida Ramos es la encargada de investigar el caso, mientras que los organismos de seguridad continúan colectando las evidencias.

Según testigos, las personas a bordo de la yipeta ultimaron a tiros al señor Soto quien estaba afuera del establecimiento, y cuando el vigilante y el mensajero escucharon los dispararon corrieron para dentro de la repostería y las balas los alcanzaron. El vigilante no tuvo tiempo de usar su arma de reglamento y presenta impactos de bala en la cabeza y el cuerpo. En tanto que el propietario del negocio tiene varios disparos en la cabeza.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada