martes, 30 de marzo de 2010

EL PAIS SE CONVIERTE EN "PARAISO DE DELINCUENTES" SEGÚN EL CARDENAL.....


Condena auge del narcotráfico
Consideró que el problema del narcotráfico no puede ser tratado con indiferencia, sino que debe dársele una “auténtica respuesta”.

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez afirmó hoy que el país se está convirtiendo en un “paraíso de delincuentes” y llamó a las autoridades a estar alerta para enfrentar con severidad el problema del narcotráfico.

“Hay un recrudecimiento, una presencia en el país del narcotráfico, ya han ido agarrando algunas figuras principales, pero se ve que tiene muchos tentáculos esta red y por esta razón hay que estar atentos a lo que está sucediendo en República Dominicana”, dijo el sacerdote católico.

Para López Rodríguez el narcotráfico lo ha permeado todo, incluyendo las instituciones militares, políticas y del área económica.

El líder católico indicó que: “Tenemos que abrir los ojos, y no quedarnos de brazos cruzados. Es un desafío que el país entero tiene por delante y, por consiguiente, tenemos que ver cómo en Semana Santa, todos los que vayan a predicar el Sermón de las Siete Palabras, tengan en cuenta esta realidad”.

Consideró que el problema del narcotráfico no puede ser tratado con indiferencia, sino que debe dársele una “auténtica respuesta”.

Sobre el caso del narcotraficante boricua José David Figueroa Agosto, el cardenal consideró que éste cuenta con buenos padrinos aquí y fuera del país.

Llamó a las autoridades a garantizar la integridad de las personas involucradas en el caso, a propósito de la muerte el fin de semana de José Gabriel Arias Castillo, alias “Alex el Pelotero”, y con anterioridad Omar Antigua Polanco y el ex coronel José Amado González González.

Condena ataques a la Iglesia por abusos a niños

En otro orden, el cardenal se sumó a quienes piensan que tanto en Europa como en Estados Unidos se busca “desprestigiar” la Iglesia Católica por el hecho de oponerse al aborto.

“Es un crimen que se abuse de un niño, pero es peor matarlo y en el mundo se hacen 60 millones de aborto y nadie protesta contra eso. Yo condeno un crimen contra un niño que lo haga el sacerdote que sea, pero condeno a todos los médicos y gobiernos que han autorizado matar niños.

El cardenal habló durante una rueda de prensa que ofreció en la Casa de la Juventud, de la Zona Colonial, donde anunció distintas religiosas que se realizan en esta Semana Santa.

Domingo Berigüete

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada