domingo, 5 de septiembre de 2010

MADELINE BERNARD: YO NO HE HECHO NADA, NO ENTIENDO POR QUÉ ESTOY AQUÍ....

Madelin Bernard, durante una de las audiencias (Archivo 7dias)
Madelin Bernard, durante una de las audiencias (Archivo 7dias)

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- La encartada en el expediente del caso Figueroa Agosto, Madeline Bernard, está también convecida de que su enjuiciamiento en ese caso no tiene razón de ser, pues ella es una víctima, que salvó la vida “milagrosamente”.
La mujer, cuya mirada se pierde en el espacio, sostiene que su vida cambió desde el día en que una acción criminal segara la vida de su esposo, coronel Amado González, de la ella quedó en estado crítico. A esto se suma la muerte de su padrastro, Rubén Soto Hayet. Ambos fueron víctimas del sicariato y sus muertes se atribuyen al boricua.
“A mí no me da ni deseo de comer, no tengo ni apetito”, dijo a este redactor la mujer, que ha sido renuente a ofrecer declaraciones a la prensa que cubre las incidencias del juicio.
Puntualmente –postrada en una silla de ruedas--, Bernard asiste a todas las audiencias del caso que se les sigue a los ocho acusados de lavar activos de Figueroa Agosto. Su mayor tiempo en la sala de audiencias lo pasa hablando en su BlackBerry con sus tres hijos.
“Es que yo adoro a mis hijos, por eso siempre me mantego interactuando con ellos”, dice escuetamente..Dice no entender por qué la han incluido en el expediente, y reclama insistente su inocencia: “Yo no he hecho absolutamente nada”.
Se queja de lo tortuosos y agotadores que son los juicios; horas sentados en la sala escuchando discusiones entre las partes, y sin poder salir “mucho más cuando uno es inocente”.
Ella no pide permiso ni para ir al baño. En la audiencia del viernes pasado, a pesar que sus compañeros se les dio oportunidad de almorzar en el comedor de la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, Bernard se quedó sin comer. Dice que por impedimento físico, secuela del ataque en que perdió la vida su marido, no le gusta salir de la sala y prefiere esperar que termine la audiencia.
La encartada tiene tres hijos, un varón y dos hembras; la mayor de 15 años.
A pasar de que, como a las otras mujeres incluidas en el caso, es asediada por los medios para que responda preguntas, ella se niega sistemáticamente.
El conocimiento del caso José Figueroa Agosto se reanuda este lunes a las nueve de la mañana.
Domingo Berigüete/7dias.com.do


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada