lunes, 20 de septiembre de 2010

JOVENES DEBEN REBELARSE CONTRA CORRUPCIÓN Y MALES....

20 Septiembre 2010, 12:02 AM

“Cuando se actúa con violencia, el amor del Padre no ha llegado al corazón y las heridas, las frustraciones y el dolor no han sido sanados”
Escrito por: UBALDO GUZMAN MOLINA (u.guzman@hoy.com.do)

El rector del prestigioso Colegio Loyola dijo ayer que los jóvenes no deben ser indiferentes ante la situación que vive el país y los instó a comportarse con rebeldía frente a la corrupción, a las injusticias y a los males de la sociedad. El sacerdote jesuita Pedro Francisco Lluberes se expresó en esos términos en el curso de una misa oficiada en ocasión de celebrar los 50 años de la fundación del centro educativo. Criticó los altos sueldos que perciben algunos funcionarios del Gobierno, y comentó que algunos no van a su trabajo. Lamentó que esos funcionarios usen los impuestos de los contribuyentes en buenos vinos y en centros de diversión, lo que consideró una vergüenza.
El rector del Colegio Loyola, el sacerdote jesuita Pedro Francisco Lluberes, instó a los jóvenes a que sean rebeldes frente a la corrupción, las injusticias y los males de la sociedad.
Al oficiar una misa con motivo de las celebraciones del 50 aniversario del centro educativo, Lluberes criticó que funcionarios del Gobierno ganen “sueldos espantosos” de 200,000 a RD$400,000 y no acuden al trabajo. Expresó que eso es robar.
Lamentó que esos funcionarios usen los impuestos de los contribuyentes en buenos vinos y en centros de diversión, lo cual es una vergüenza.
Llamó a los estudiantes del Loyola a que incursionen en la política para construir una sociedad nueva y mejor.
A su juicio, los estudiantes deben seguir viviendo fielmente los mandamientos de la ley de Dios para tener una vida ética y moral.
El Colegio Loyola fue fundado el 17 de septiembre de 1961 con 54 alumnos. Tiene unos mil alumnos. Han egresado más de 4,500 bachilleres.
El rector del colegio dijo que, frente a un mundo de tanta agresividad y de violencia, queda el camino de la solidaridad.
Favoreció que todas las instituciones del país, incluyendo Educación, las Fuerzas y la Policía, elaboren un programa para reducir la violencia y la agresividad en el país.
Puso como ejemplo que el Colegio Loyola ha aplicado un programa que ha disminuido significativamente las situaciones de agresividad y violencia entre sus alumnos.
A su juicio, en todas las instituciones hay mucha agresividad, violencia, egoísmo y capacidad de hacer daño a los demás.
Cree que las personas que cometen actos de violencia han sido humilladas y provienen de hogares que no han tenido amor.
Lluberes abogó porque se ayude a sacar el dolor, la rabia y las frustraciones de esas personas.
“Cuando se actúa con violencia, el amor del Padre no ha llegado al corazón y las heridas, las frustraciones y el dolor no han sido sanados”. Lamentó que cuando un vehículo choca a otro, los conductores salen a pelear, en lugar de resolver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada