lunes, 27 de septiembre de 2010

CORRUPCION Y MALAS POLÍTICAS PÚBLICAS HICIERON FRACASAR LOS OBJETIVOS DEL MILENIO....

27 Septiembre 2010, 10:49 AM

Escrito por: El Día
Foto: Fuente externa
SANTO DOMINGO.-
El Movimiento Patria Para Todos (MPT) consideró que el fracaso del país en lograr los Objetivos del Milenio es producto de las políticas públicas de los diferentes gobiernos y la corrupción.
Explica que la inversión en las áreas de compromisos con los Objetivos del Milenio, como educación, salud y generación de empleos decentes es nula.
Atribuye además el fracasado de los Objetivo del Milenio a la corrupción que en los últimos años caracteriza el ejercicio público, que desvía recursos millonarios hacia la creación de fortunas para funcionarios públicos.
El MPT precisa en una nota de prensa suscrita por su coordinador general Fulgencio Severino, que en el año 2000 cuando se aprobaron los Objetivos del Milenio la producción del país ha pasado de 388,301.9 millones de pesos a 1, 678,762.6 millones de pesos y el Presupuesto Nacional de unos 125 mil millones a 379 mil millones de pesos, pero se ha logrado poco en alcanzarlos.
Esta mayor disponibilidad de recursos económicos expresada en un mayor Producto Bruto Interno y un mayor Presupuesto no han sido orientados al bienestar de la población sino a fomentar las desigualdades sociales y económicas.
Durante este período -añadió- se evidencian las desigualdades salariales en la administración pública, es decir se ha desarrollado una ambición en la administración del Estado se han asignados salarios y viáticos que reducen la capacidad de inversión social que corresponden a los Objetivos del Milenio.
También es evidente la repartición de bienes públicos entre funcionarios y políticos como es la distribución de la tierra a precio de “vaca muerta”, como ocurrió con el proceso de capitalización, dice Severino.
En todas estas políticas -añade- predominó el interés de beneficiar a grupos particulares y no el bien común como debían ser la orientación de las políticas públicas.
Durante este periodo predominan múltiples formas de funcionarios públicos repartirse como piñatas el Presupuesto de la nación, ejemplo de esto es el barrilito del Congreso Nacional, los casos de corrupción en el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, el Programa de Reducción de Apagones y otros casos.
A la corrupción pública, la repartición de los bienes públicos como piñatas tanto por políticos como de personas del sector privado cercano al Gobierno, hay que agregarle las diferencias salariales, la pobre inversión pública en las aéreas de educación y salud para alcanzar reducir la mortalidad materno-infantil y mejorar la educación primaria y universalizar la educación media.
Durante este período se ha manifestado una inversión en salud inferior a la media de América latina que es de 3.5% del producto bruto interno.
La inversión no ha superado nunca el 1.7% del PIB y se ha manifestado una tendencia en años recientes a ser la más baja de los últimos 10 años.
Como consecuencia la población gasta una parte importante de sus ingresos financiando los servicios de salud y esto ocurre tanto en el sector público como en el privado.
A esto hay que agregar que el gasto en prevención es mínimo y que cada ano somos víctimas de la mismas epidemias con cada vez una mortalidad más elevada como es el caso del dengue.
En el área de la educación ocurre lo mismo, el costo de los libros, y el negocio de estos que cada ano son cambiados obligando a los padres a comprar libros que utilizaron el ano anterior, la necesidad de utilizar la educación privada para suplir la falta de aulas en el sector público calculadas en 17 mil aulas.



“Son estos factores los que han impedido que el país cumpla con los objetivos del milenio y si no se producen correctivos en la orientación de las políticas públicas no hay posibilidad que en el futuro se produzcan cambios significativos en el avance hacia el cumplimiento de las metas hacia estos objetivos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada