jueves, 30 de septiembre de 2010

CORREA NO AUTORIZA OPERATIVO DE RESCATE PARA EVITAR PERDIDAS HUMANAS....

por Cubadebate — Última modificación 30/09/2010 20:02


— archivado en: ECUADOR GOLPE DE ESTADO

El presidente de Ecuador manifestó este jueves en la noche que se siente secuestrado en el Hospital. “No me han permitido salir”, dijo. Asimismo, fustigó a la “oposición corrupta” de su país pues considera que tiene parte de la responsabilidad de los sucesos de este jueves. Esto es una “conspiración mucho más profunda”, que también implica a “infiltrados”, reiteró en declaraciones difundidas por teleSur.
Manifestó que permanece en el hospital y que no ha querido autorizar un operativo de rescate para evitar pérdidas humanas.
Policías chocan con el pueblo que defiende a Correa alrededor del hospital
Policías sublevados y el pueblo ecuatoriano se enfrentaron este jueves en los alrededores de un hospital de Quito donde permanece el presidente Rafael Correa, quien denunció que afronta un intento de golpe de Estado, según constató la AFP.
Policías insubordinados dispersan con gases lacrimógenos a la población que avanza en un intento por llegar al hospital donde se encuentra atrapado el jefe de Estado, Rafael Correa, en medio de la crisis que se desató tras la protesta de policías y militares de tropa.
En las cercanía al hospital en Quito se han congregado miles de personas en un intento por respaldar a Correa, según constató Efe en el lugar donde reina la confusión ante el lanzamiento de gases lacrimógenos.
“Es un enfrentamiento de pueblo contra pueblo”, dijo uno de los participantes en la protesta en la que se escuchan frases como “policías corruptos no se enfrenten con armas al pueblo, el pueblo viene a mano limpia”.
“Únete pueblo, el pueblo unido jamás será vencido, aquí viene el pueblo”, gritan mientras intentan superar la barrera de policías que están afuera del hospital donde se encuentra Correa bajo atención médica.
En su caminata hacia el hospital, las personas, algunas con palos y banderas, lanzan arengas en respaldo a Correa y entre los manifestantes hay incluso discapacitados en silla de ruedas, niños y ancianos, constató Efe.
“Estamos aquí en pie de lucha por la democracia, defendiendo al presidente de todos los ecuatorianos, rescatándolo, estamos aquí todos los quiteños y han venido de los cantones cercanos caminando, nos están lanzando bombas lacrimógenas a los ministros, a las señoras, a los niños”, dijo la ministra de Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.
El pueblo apoya la democracia y no va a permitir que un grupo “que se cree afectado porque está mal informado vaya a poner en riesgo la democracia en Ecuador”, dijo la ministra en medio de la marcha que avanza al hospital, en referencia a los militares y policías que rechazan la eliminación de incentivos profesionales.
“Estamos todos aquí dispuestos a dar la vida para rescatarlo”, dijo Duarte en referencia a Correa.
Los manifestantes intentan subir por la calle principal que lleva al hospital, pero los policías los dispersan con el lanzamiento de gran cantidad de gases lacrimógenos.
Poco antes, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, había llamado a la población a dirigirse al hospital de la Policía, en Quito, para “rescatar” de allí a Correa, amenazado por policías que intentan llegar a su habitación.
A través de un comunicado Correa “nos ha dicho que hay gente que está intentando meterse por los techos para afectar su integridad personal”, dijo Patiño, desde un balcón del Palacio de Gobierno, a un nutrido grupo de simpatizantes del movimiento oficialista Alianza País (AP).
Correa se encuentra en el hospital de la Policía desde esta mañana, luego de que fuera a un regimiento aledaño donde empezó una protesta de agentes de esa institución, que exigen la anulación de unas enmiendas a la ley de servicio público, por considerar que lesionan sus derechos.
El mandatario, en declaraciones a la Radio Pública desde su habitación en el hospital, dijo que parece que hay algunos policías, opuestos a su gestión, que intentan entrar por los techos a su habitación.
Correa, quien recientemente se sometió a una operación en la rodilla, fue empujado cuando estuvo en el regimiento policial y se hizo daño en la pierna, por lo que fue llevado a una habitación del hospital.
La Dirección del hospital de la policía dijo que existe calma dentro de la institución.
Vicepresidente de Ecuador denuncia intento de secuestro de Correa
El vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, dijo que Correa, quien permanece refugiado en un hospital de Quito custodiado por uniformados rebeldes, es víctima de una tentativa de secuestro.
Según la agencia de noticias Andes, los delegados de los uniformados disidentes, acompañados de un abogado, mantienen un encuentro con el mandatario en una habitación del hospital de la Policía en Quito, donde está Correa tras ser agredido por los manifestantes cuando acudió a un cuartel vecino para tratar de sofocar la sublevación.
Miles de personas se congregan a esta hora cerca al ‘Hospital de la Policía Nacional’, en Quito, en un intento por respaldar al Presidente de Ecuador. En el lugar reina la confusión.
La Policía dispersa con gases lacrimógenos a quienes se dirigen al hospital donde está el mandatario ecuatoriano.
“Es un enfrentamiento de pueblo contra pueblo”, dijo uno de los participantes en la protesta en la que se escuchan frases como “policías corruptos no se enfrenten con armas al pueblo, el pueblo viene a mano limpia”.
“Únete pueblo, el pueblo unido jamás será vencido, aquí viene el pueblo”, gritan mientras intentan superar la barrera de policías que están afuera del hospital donde se encuentra Correa bajo atención médica.
En su caminata hacia el hospital, las personas, algunas con palos y banderas, lanzan arengas en respaldo a Correa y entre los manifestantes hay incluso discapacitados en silla de ruedas, niños y ancianos, constató Efe.
“Estamos aquí en pie de lucha por la democracia, defendiendo al presidente de todos los ecuatorianos, rescatándolo, estamos aquí todos los quiteños y han venido de los cantones cercanos caminando, nos están lanzando bombas lacrimógenas a los ministros, a las señoras, a los niños”, dijo la ministra de Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.
El pueblo apoya la democracia y no va a permitir que un grupo “que se cree afectado porque está mal informado vaya a poner en riesgo la democracia en Ecuador”, dijo la ministra en medio de la marcha que avanza al hospital, en referencia a los militares y policías que rechazan la eliminación de incentivos profesionales.
“Estamos todos aquí dispuestos a dar la vida para rescatarlo”, dijo Duarte en referencia a Correa.
Los manifestantes intentan subir por la calle principal que lleva al hospital, pero los policías los dispersan con el lanzamiento de gran cantidad de gases lacrimógenos.
Poco antes, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, había llamado a la población a dirigirse al hospital de la Policía, en Quito, para “rescatar” de allí a Correa, amenazado por policías que intentan llegar a su habitación.
A través de un comunicado, Correa “nos ha dicho que hay gente que está intentando meterse por los techos para afectar su integridad personal”, dijo Patiño, desde un balcón del Palacio de Gobierno, a un nutrido grupo de simpatizantes del movimiento oficialista Alianza País (AP).
Correa se encuentra en el hospital de la Policía desde esta mañana, luego de que fuera a un regimiento aledaño donde empezó una protesta de agentes de esa institución, que exigen la anulación de unas enmiendas a la ley de servicio público, por considerar que lesionan sus derechos.
El mandatario, en declaraciones a la Radio Pública desde su habitación en el hospital, dijo que parece que hay algunos policías, opuestos a su gestión, que intentan entrar por los techos a su habitación.
Correa, quien recientemente se sometió a una operación en la rodilla, fue empujado cuando estuvo en el regimiento policial y se hizo daño en la pierna, por lo que fue llevado a una habitación del hospital.

La Dirección del hospital de la policía dijo que existe calma dentro de la institución.
Comunicado del Gobierno
En medio de los desórdenes, el gobierno ecuatoriano envió un comunicado a en el que rechaza la “insurbodinación de elementos de la fuerza pública”, a los que acusa de estar aliados con “grupos que persiguen la ruptura de orden democrático”, cuyo objetivo es “interrumpir un proceso histórico de cambio político, económico y social que cuenta con el indiscutible apoyo mayoritario de las ciudadanas y ciudadanos del Ecuador”.
En el texto se apoyan las manifestaciones en favor del presidente Correa como un “derecho irrenunciable” del pueblo de defender “la vigencia irrestricta de la Democracia y la continuidad del Gobierno al que ellos han encomendado soberanamente la dirección del Estado ecuatoriano”.
Y anota: “Reafirmamos el compromiso público que expresó el Presidente Correa de defender la Democracia y el proceso de cambio de la Revolución Ciudadana hasta las últimas consecuencias”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada