domingo, 26 de septiembre de 2010

ALICIA ALONZO INVITA A OBAMA AL FESTIVAL DE BALLET DE LA HABANA....

">

21/09/2010
La directora del Ballet Nacional de Cuba, la ex bailarina y coreógrafa Alicia Alonso, invitó hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a viajar a Cuba en octubre próximo con su familia para asistir al Festival Internacional de Ballet de La Habana que ella preside.

"Quiero invitar al presidente de los Estados Unidos a venir a Cuba al Festival de Ballet junto a su esposa e hijas a ver la belleza del arte, el amor y la vida", manifestó Alonso, en inglés, durante un acto de intelectuales y artistas para pedir la libertad de cinco cubanos presos en Estados Unidos por espionaje.

La edición 22 del Festival de Ballet de La Habana -del 28 de octubre al 7 de noviembre próximos- tendrá como plato fuerte el regreso del American Ballet Theatre (ABT) a Cuba tras 50 años, y la presencia del New York City Ballet (antiguo Ballet Caravan), donde Alonso inició su carrera como bailarina clásica en Estados Unidos.
Alicia Alonso agradeció además a un grupo de cineastas y artistas estadounidenses, entre los que figuran Oliver Stone, Michael Moore, Danny Glover, Susan Sarandon, Benicio del Toro, Sean Penn, Bonnie Raitt y Ry Cooder, que se sumaran a la iniciativa de enviar una carta al presidente Obama pidiendo la liberación de los cubanos.
"Es maravilloso cómo este grupo de gente intelectual noble han escrito esa carta y tenido la valentía de darla a conocer y escribírsela al presidente de EE.UU.", señaló Alonso, que en junio pasado recibió un homenaje del ABT en Nueva York por los 90 años que cumplirá en diciembre.
En el acto, amenizado por músicos y en el que fue desvelado un mural dedicado a la paz, también intervino el presidente del Parlamento de la isla, Ricardo Alarcón, quien también saludó "con gratitud el noble gesto de quienes representan lo mejor de un pueblo que siempre será nuestro hermano".
Los cubanos Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero fueron condenados en 2001 por un tribunal estadounidense a penas de prisión que van de 15 años a doble cadena perpetua por espionaje y conspiración para delinquir, entre otras acusaciones.
En la isla, los agentes son considerados "héroes" que luchaban contra el terrorismo, ya que el Gobierno cubano sostiene que espiaban para evitar atentados contra la isla, sin representar amenaza alguna para la seguridad de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada