domingo, 24 de octubre de 2010

LA FISCALIA BUSCA ARREGLO CON LOS ACUSADOS.....

4/10/2010

Suma y sigue (LXV)
La Fiscalía busca arreglo con los acusados
12:39 PM -
Cuando uno está seguro que le asiste la razón y piensa que ha demostrado que la tiene, no espera otra cosa que se la den. Moscoso Segarra, hombre de leyes, prudente en muchos órdenes, ha dicho que no había que descartar que en los próximos días se llegase a un acuerdo con alguno de los acusados antes que la jueza Claribel Nivar Arias dictase sentencia. Si el fiscal jefe del Distrito Nacional estuviese seguro de la contundencia de sus más de 300 pruebas, no querría oí hablar de un acuerdo extra judicial.
Sin embargo el Ministerio Público lanzó la posibilidad de pacto con la intención que alguno de los acusados busque refugio en un mal acuerdo para evitar el resultado de un buen juicio. Listín Diario (23 de octubre de 2010) da la respuesta al cada vez más nervioso todopoderoso fiscal al titular «Acusados en caso Figueroa Agosto descartan negociar», porque como aclara el sumario «alegan sería admitir culpabilidad en lavado». Total, que los ocho imputados por lavado de activos, de acuerdo con los defensores letrados, van a por todas, niegan la mayor y la sentencia que barruntan por la Procuraduría si la jueza es valiente y no hace mella en ella la presión ambiental y de otro tipo, puede ser histórica para la Procuraduría.

Las defensas seguramente aceptarían negociar y de hecho estarían de vigilia a la puerta de la Fiscalía, si realmente en el juicio preliminar hubiera quedado acreditado algo de lo que durante tantos meses nos estuvieron diciendo habían hecho los acusados. No es lo mismo presentarse ante el juicio de fondo, donde verdaderamente se sustancia el futuro de los presuntos culpables, con diez cargos que con dos. Sin embargo, todos a una como en Fuenteovejuna, rechazaron tal posibilidad, conscientes o quizá esperanzados en que no se haya consigo probar nada –o casi- de las imputaciones de la Fiscalía.

Lo significativo para mi es el llamamiento de Moscoso Segarra para que las defensas se avengan a acuerdos y también, el alegato de los abogados defensores que «le dijeron al tribunal que el Ministerio Público no ha presentado pruebas que demuestren el momento en que el grupo obtuvo dinero del negocio ilícito, o que estuvieran ligados a la droga. Dijeron que esperan un descargo de todos». (Hoy, 23 de diciembre de 2010).
El meollo de la vista está en relacionar el narcotráfico con la obtención de dinero ilegal y el lavado a través de testaferros. Por lo oído en el juicio y por las pruebas aportadas, no se ha probado que hubiera narcotráfico. La Fiscalía dirá que no pudo hacerlo porque al no estar Figueroa Agosto presente, no pudieron hablar de sus andanzas. Es cierto, pero cuando la Fiscalía presentó las 300 pruebas explosivas contra los acusados, Figueroa llevaba meses huido y nada hacía presagiar que fueran a dar con él. No hay, pues, más estrategia del Ministerio Público que la desplegada en las audiencias, o sea nada, a mi juicio claro.
Si los ocho acusados son descargados de lavado activos porque no hay pruebas, se abren nuevas incógnitas sobre la autoría intelectual de la serie de asesinatos, que la versión oficial le imputa a unos pringadillos, por mandato de José Figueroa Agosto. Cada tema a su tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada