martes, 5 de octubre de 2010

JUEZA PROHIBE A PRENSA ESTAR PRESENTE EN JUICIO F. AGOSTO...


Decisión. En horas de la tarde la jueza Claribel Nivar Arias había rechazado que sea aplazado el juicio preliminar como solicitó la defensa de Mary Peláez
Jueza prohíbe a prensa estar presente en juicio F. Agosto


ABOGADOS DE LA DEFENSA CONSIDERAN QUE NIVAR ARIAS MUTILA EL DERECHO A ESTAR INFORMADO
Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo
La jueza del Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional impidió ayer a los medios de comunicación estar presentes en la audiencia del próximo viernes en que se presentará acusación en contra de los implicados en la red que dirigía el boricua José David Figueroa Agosto.
Desde ayer, la magistrada Claribel Nivar Arias ordenó que todas las personas presentes en la audiencia ajenas al proceso, incluso los representantes de los medios de comunicación, serán retiradas de la sala de audiencias para dar paso a la presentación de la acusación por el ministerio público.
La jueza dispuso que el ministerio público presente la acusación en contra del grupo de manera oral y privada para no dañar la honra de los imputados, principalmente de Figueroa Agosto y Leavy Nin Batista.
La magistrada, para justificar su decisión puso como ejemplo el caso Baninter, tras precisar que en aquella ocasión los medios de comunicación fueron retirados de la sala de audiencia del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, “mientras se trataba un asunto confidencial”. De inmediato, los abogados de la defensa criticaron la decisión de la jueza y calificaron el fallo como un atentado a los medios de comunicación que tienen el deber de informar y ser informados.
Expresaron que la magistrada teme que el pueblo se entere de que los imputados en ese caso no son más que chivos expiatorios, y que por lo tanto ha mutilado el derecho que tiene la gente a estar informada.
Freddy Mateo, defensor de Dolphy Peláez, sostiene que la jueza mutiló el derecho de la prensa de informar, y que las audiencias privadas solo están contempladas en las medidas de coerción, según establece la nueva normativa procesal penal.
En tanto que José Rafael Ariza, defensor de Mary Peláez, sostiene no hay motivo para impedir el acceso de los medios durante la presentación de la acusación, tras señalar que en el caso no hay ningún secreto oficial y no hay ninguna razón que justifique esa decisión, por lo que entiende es un fallo del tribunal “extra petita”, sin que ninguna de las partes envueltas en el proceso se lo pidiera.
En el momento que el ministerio público se prestaba a presentar la acusación a puerta cerrada a requerimiento del tribunal, la defensa de la imputada Mary Peláez Frappier pidió a la jueza aplazar el proceso para el próximo viernes, debido a que la imputada se encontraba afectada de una alergia en el cuerpo.
Asimismo, la jueza prohibió al ministerio público presentar acusación en contra de Figueroa Agosto y su esposa Leavy Nin Batista, quienes fueron declarados en rebeldía por el tribunal.
Figueroa se encuentra detenido en Puerto Rico, mientras que Nin Batista se ha informado que está en Francia, adonde logró viajar luego de estallar el escándalo.
Empero, la magistrada permitió a los fiscales adjuntos Bienvenido Fabián Melo, Wendy Lora, Milciades Guzmán y Agustín de la Cruz hacer mención de estos cuando se refieran a uno de los imputados durante el juicio preliminar seguido en su contra.
Rechaza aplazamiento Previamente la jueza había rechazado aplazar el conocimiento del juicio preliminar seguido a los imputados, hasta tanto la Suprema Corte de Justicia se pronunciara sobre un recurso de casación contra varios incidentes adoptados por el tribunal.
PIDEN DEVOLUCIÓN DE 25 MIL DÓLARES
La barra de la defensa de Ivanovich Smester Ginebra conminó ayer, mediante acto de alguacil, a la Fiscalía del Distrito Nacional a que devuelva 25 mil dólares retirados de la empresa “Auto Europa”, que el imputado había avanzado para la adquisición de un automóvil Porsche, año 2010.
Francisco Javier Azcona y Manuel Moquete, abogados de Smester Ginebra, otorgaron un plazo de 24 horas al fiscal Alejandro Moscoso Segarra para que devuelva el dinero, ya que no ha sido presentado como “prueba material” en el juicio preliminar sobre “lavado de activos” que se le sigue.
“Se infiere que este dinero está sometido a decomiso, por lo que deben ser devueltos”, expresa el acta de intimación.
El imputado narró que a raíz de la investigación el ministerio público solicitó un depósito que él había pagado para la adquisición de un automóvil que no se le llegó a entregar.
Plantearon que cuando se mandó a investigar el destino de los 25 mil dólares depositados en el dealer de vehículos le informaron que la fiscalía lo había retenido, pero no figura en el tribunal como prueba material ni tampoco fue acreditada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada