viernes, 8 de agosto de 2014

QUÉ ES EL ÉBOLA?...

    
Murciélago frugívoro

La 'fiebre hemorrágica' es una enfermedad grave y muy letal, su tasa de mortalidad llega al 90%. Sólo afecta humanos y a primates. Los murciélagos podrían ser los culpables del virus
JAVIER BAÑUELOS   01-08-2014 - 11:12 CET
 
La primera vez que se supo del virus del ébola fue 1976, fue en una aldea cercana al río Ébola (de ahí su nombre), en la República Democrática del Congo (por entonces Zaire), casi simultáneamente también se detectó otro caso en una zona remota de Sudán.
 
En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros (en la imagen), monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva- (WIKIPEDIA)
El origen exacto del virus del ébola sigue siendo un misterio para la ciencia, pero hay teorías que se aproximan, y la más certera apunta directamente a los murciélagos frugívoros (se alimentan de frutas).

Según un estudio del Instituto de Investigación para el Desarrollo francés (IRD) los murciélagos, al menos, están detrás del contagio de este virus. La conclusión figura en la investigación que se hizo en 2009 por parte de los investigadores del Museo Nacional de Historia Natural de Paris, del Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo (RDC), del Instituto Nacional de Investigación Bio-Médica de Kinshasa y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 
Este equipo realizó una investigación sobre el brote de cólera que acabó con la vida de 200 personas en 2009. Y demostraron que los murciélagos "pueden contaminar directamente al hombre sin pasar por un huésped secundario como los monos".
 
¿Cuáles son los síntomas?
Primero viene la fiebre, de forma repentina, le sigue un estado de debilidad profunda, intensos dolores musculares, de cabeza, y le sigue vómitos y diarrea, si no se ataja a tiempo llegan las erupciones cutáneas y las hemorragias, tanto internas como externas.
El periodo de incubación puede oscilar entre 2 y 21 días (los pacientes no son contagiosos durante el periodo de incubación).
 
La confirmación de casos de infección por ébola sólo se puede conseguir mediante pruebas de laboratorio, por eso ahora mismo hay investigadores de todo el mundo en centros que que colaboran con la Organización Mundial de la Salud en Senegal, Gabón, Sudáfrica, Uganda, Kenia, y otros de apoyo en Alemania, Francia, Canadá y Estados Unidos.
 
¿Cómo se contagia?
Por contacto directo, o bien de heridas abiertas en la piel, o por heces, orina, saliva o semen. El contagio es de persona a persona, o de animal a persona. Pero también pueden producirse infecciones cuando las heridas abiertas de una persona sana entran en contacto con entonos contaminados, como prendas de vestir o ropa de cama. Por eso el personal sanitario (el más expuesto al contagio) debe ir siempre equipado para su protección.
 
Incluso cuando el virus desaparece sigue habiendo riesgo de contagio, por ejemplo, a través de relaciones sexuales, los hombres pueden seguir transmitiendo el virus a su pareja por el semen hasta siete semanas después de haberse recuperado.
Los animales también son un foco peligroso de contagio, en África se han dado casos de infecciones asociadas a la manipulación de murciélagos, chimpancés, gorilas, monos que habían sido encontrados muertos en la selva.
 
¿Se puede curar?
La respuesta es no, según la Organización Mundial de la Salud "actualmente no se dispone de ningún tratamiento específico que cure la enfermedad". Hay varias vacunas en fase de pruebas, pero actualmente no existe ninguna vacuna autorizada contra el virus del ébola. La única opción para salvar a los pacientes son los cuidados intensivos bajo la atención constante de los médicos. Los contagiados por ébola se suelen deshidratar, por eso lo más urgente es suministrarle sueros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada