domingo, 5 de junio de 2016

FLOR DE ORO

Rubirosa fue el primer esposo de Flor de Oro Trujillo, hija mayor del dictador. Fue luego de este casamiento que empieza a codearse con la élite social e inicia su carrera como diplomático designado embajador en varios países.

Para conocer un poco más sobre la vida de Rubirosa, un equipo de DominicanosHoy, conversó con don Alfonso Cochón, quien conoció y compartió en varias ocasiones con el famoso conquistador.

Don Alfonso se sitúa en la época de los años 40, 60, y en especial el 50, la que asegura fue la etapa de oro del renombrado seductor. Afirmó que además de los títulos de hombre de mundo que le han dado, era inteligente, dominaba varios idiomas y poseía excelentes relaciones humanas.

-¿Cómo fue la relación entre Trujillo y Rubirosa?

“Se puede decir que Rubirosa gozaba del aprecio de Leónidas Trujillo, a pesar de que en varias ocasiones lo castigó por cosas que pasaban entre el matrimonio de él y su hija. Sabía que era la mejor carta de representación del país en el extranjero, especialmente en Europa, en esos momentos.

“Fue entonces el mejor relacionista público que pudo tener el régimen. De hecho Trujillo le tenía tanta confianza, que le entregó a su hijo Ramfis para que le enseñara a codearse con personas del Jet Set y sus tácticas para conquistar chicas”.

-¿Cuales características lo llevaron a ser famoso entre muchas mujeres y admirado por algunos hombres?

“A pesar de ser un mujeriego, cuando estaba con una mujer, la hacía sentir el centro del universo, despertándole el ego y convirtiéndolas en su centro de atracción.

“Fue un verdadero Dandy, era un tipo que usaba la moda dependiendo del lugar donde se encontrara. Siempre cuidó su apariencia de hombre pudiente, al punto que visitaba los mejores restaurantes sin tener gran suma de dinero. En ese momento pedía un vaso de agua y dejaba todo el capital que poseía de propina, cosa que no hacía de obsequio, sino como una inversión. Por eso su famoso dicho: “No hay que tener dinero, sino aparentarlo”.

-¿Qué tan difícil fue la vida de Porfirio Rubirosa luego del ajusticiamiento del tirano y la caída del régimen?

“Cuando cayó la tiranía ya gozaba de nombre y fortuna, se había casado con dos de las mujeres más ricas del mundo; es cierto que el trujillato le abrió grandes puertas, pero no fue de allí que sacó sus riquezas”.

-¿En lo personal y lo que pudo conocer de él, considera su muerte suicidio o accidente?

“Esto es un cuestionamiento que se hacen miles de personas, en especial por la crisis económica que atravesaba, luego de haber gozado de grandes bienes económicos; pero, la verdad no creo que se haya suicidado. Rubirosa era un amante de la vida, lo sucedido en la avenida de los bosques de Boulogne, no fue más que la consecuencia de una noche de tragos y fiesta, según mi criterio”.

Datos biográficos

Porfirio Rubirosa Ariza fue un diplomático dominicano y un reconocido playboy que se hizo famoso por sus matrimonios con bellas y ricas mujeres de la alta sociedad. Su fama de conquistador inspiró al personaje de James Bond.

Su primer matrimonio fue con Flor de Oro, la hija mayor de Trujillo, quien le ayudó a conseguir algunos cargos menores en la carrera burocrática dominicana: subsecretario de Estado de la Presidencia y de Relaciones Exteriores, así como diputado del Congreso Nacional y embajador en La Habana, entre otros.

Poseedor de un cinismo y sexappeal únicos, de gran persistencia, dotado con el don de la palabra y grata conversación, conquistó y desposó a mujeres bellas y ricas entre ellas: Danielle Darrieux, Doris Duke y Bárbara Hutton, consideradas entre las mujeres más ricas y afamadas de la época; también Jayne Mansfield, Zsa Zsa Gabor, Verónica Lake, Ava Gardner, Marilyn Monroe, Dolores del Río, Soraya Esfandiary (ex princesa de Irán), entre otras.

Murió el 5 de julio de 1965, en un controvertido accidente automovilístico en París, en el cual un testigo informó que su auto deportivo Ferrari descapotable transitaba a gran velocidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada